Consumo alimenta utilidades de la banca mexicana

México | Noviembre 2013

El 33% de ingresos por intereses que obtienen las firmas proviene de cobros del crédito al consumo gracias a que la regulación permite a la banca aplicar esquemas de comisión elevados

En septiembre, los ingresos por intereses que captaron los bancos en el país crecieron 4,29% real anual al ubicarse en 331.091 millones de pesos (mdp), lo que refleja que las instituciones financieras elevan sus ingresos apoyados en el cobro de comisiones y el elevado costo del crédito que otorgan a sus clientes, reconocieron analistas.

En el periodo, los ingresos por intereses que mayor peso tuvieron en la banca fueron los correspondientes al financiamiento al consumo, que se ubicaron en 109.895 mdp. Este rubro tuvo un incremento de 15% real anual, una cifra con mayor dinamismo que la inflación anual (3,36% en octubre) o el crecimiento de la economía (1,7% es la estimación oficial para el año).

De los más de 331.000 mdp por intereses captados a septiembre, uno de cada tres pesos provino de los intereses que se cobran por cartera vigente al consumo, una proporción que aumentó en tres puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económicos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM), opinó que los grandes grupos financieros globales ven en el crédito al consumo una fuente de ingresos que supera la de sus matrices.

"Los bancos ven en el consumo un mercado cómodo. La regulación les permite esquemas de comisión y cobros elevados en el crédito. El mercado mexicano a diferencia del europeo, les permite fuertes ganancias en este rubro".

Al noveno mes del año, los ingresos por intereses en créditos comerciales representaron el 27,4% del total, mientras que los provenientes por préstamos a la vivienda generaron el 11,4%.

Para Antonio Castro, director del Centro de Análisis y Proyecciones de la Economía Mexicana (CAPEM), la banca no ha generado las condiciones de crédito propicias para impulsar la economía.

"La banca en México apenas presta el 48% de lo que capta; en otras economías como Chile, Estados Unidos o China supera el 90%. No sólo tenemos pocos préstamos, también un crédito caro. Las comisiones, costos e intereses que pagan los consumidores por hacer uso de ese financiamiento es elevado en nuestro país, lo que frena el desarrollo económico y el bienestar de los hogares".

Cuestionó que en épocas de desaceleración económica, la población erróneamente utiliza su crédito para financiar su gasto corriente en alimentos, despensa y bienes básicos.

"Algunas tiendas de autoservicio y otras orientadas al consumo de los hogares han detectado esta necesidad (de financiar sus compras con crédito su consumo) como una oportunidad de negocio que les permite tener ingresos extraordinarios", dijo.

Los mayores avances se observan en algunas tiendas que cuentan con su propio banco y tarjetas de crédito. Por ejemplo en Banco Walmart el incremento por concepto de ingresos por intereses fue de 40,93% real anual y en BanCoppel fue de 39,3% en el periodo de referencia.

Castro criticó la regulación para la banca que le permite tener ingresos extraordinarios y cada vez mayores por el cobro de intereses.

"Los corporativos globales se han instalado en México porque han visto un buen negocio en el consumo. La banca presta poco, los recursos de su captación los invierte en Cetes, pero tiene poco interés por invertir en proyectos productivos. Los costos del financiamiento, manejos de cuenta y otras comisiones son de los más elevados del mundo, lo que les permite tener ingresos seguros, todo esto es avalado por las autoridades que han permitido una regulación laxa", cuestionó el analista de CAPEM.

Para la docente del ITSEM, la estructura de mercado y la cultura financiera han provocado que el consumo sea el principal negocio para la banca.

"Son cuatro los principales participantes con mayor dominancia que pueden incidir en el consumo a través de acuerdos con comercios para que sus instrumentos sean aceptados -generalmente tarjetas de crédito- y de esta manera con la poca cultura financiera, el usuario recurrentemente cae en penalizaciones, pagos y sobretasas que inflan los ingresos de los bancos".



Fuente:
CNNExpansion